La analogía del móvil

Con mi smartphone del 2013

En la anterior entrada de "La analogía del tronco" ya tocamos por encima el tema del metabolismo y de los sustratos energéticos. Según wikipedia:

"El metabolismo (del griego μεταβολή, metabole, que significa cambio, más el sufijo -ισμός (-ismo) que significa cualidad, es decir la cualidad que tienen los seres vivos de poder cambiar químicamente la naturaleza de ciertas sustancias, es el conjunto de reacciones bioquímicas y procesos fisicoquímicos que ocurren en una célula y en el organismo".

En este post, ahondaremos un poco más sobre este tema con otro simil: La analogía del móvil.


Las tres funciones BÁSICAS de los seres vivos son, a grosso modo:
  1. Nutrición. Desde que nacemos, ya tenemos el reflejo de succión para buscar el alimento. Si no nos alimentamos, no podemos sobrevivir.
  2. Relación. Los tigres, con los tigres; las mariposas, con las mariposas; las margaritas, con las margaritas... Los seres humanos se relacionan entre sí, como especie.
  3. Reproducción. Necesaria para asegurar la supervivencia de la especie.
Si bien, hoy en día hemos evolucionado, nos hemos civilizado, ya no somos "simples" seres humanos como ocurría en el período primigenio, sino que somos personas
  • El sistema de relaciones interpersonales es muy complejo; e incluso nos relacionamos con otras especies (domesticación, mascotas, jardines y macetas...). 
  • Las relaciones sexuales no obedecen exclusivamente a instintos primarios de reproducción, sino que se dan por placer (e incluso, a veces, por puro vicio). 
  • Del mismo modo, ya no comemos únicamente para satisfacer nuestro instinto natural de hambre y supervivencia; sino que la nutrición se ha convertido en un goce, un gusto, un deleite... La comida posee componentes sociales (y hasta sexuales); e incluso hay nuevas disciplinas que rinden pleitesía al arte de comer, como la hostelería o la gastronomía.
Una vez completa, la batería de un móvil para de "comer" (no es nuestro caso)

En la segunda parte de esta analogía, profundizamos un poco más sobre el metabolismo, centrándonos principalmente en temas de consumo energético, que es lo que más nos interesa a la hora de plantearnos cómo deshacernos de esos dichosos kilos de más.

Desde los albores de la humanidad, el Hombre se ha "tenido que currar" el sustento y su supervivencia. A lo largo de la historia, la mayoría de los trabajos han sido físicos, manuales. Esto nos ha mantenido siempre activos, sin necesidad de tener que hacer deporte "extra" para mantenernos saludables. Con la evolución, hay llegado la mecanización de los procesos, el uso de robots que sustituyen el trabajo de los peones, el desarrollo de los medios de transporte y la digitalización de las comunicaciones, las medidas ergonómicas para el bienestar de las personas, etc. Paradójicamente, cuanto más bien estamos (de comodidad), peor estamos (de salud). 

El sedentarismo es, a día de hoy, una de las principales causas de ingreso hospitalario

En la actualidad, las principales causas de muerte en el mundo son (con mucha diferencia), las enfermedades cardiovasculares, relacionadas irremediablemente con el sobrepeso y los hábitos no saludables. Os invito a reflexionar con este pequeño vídeo sobre un futuro distópico de la película de animación "Wall-e":
          
      

Comentarios

  1. Tengo una duda al respecto!!en el tema del consumo energético, comentas que estando tumbando se gasta menos que de pie, lo entiendo, pero supongo que también habrá que matizar qué tipo de funciones realizadas hacen una suma de gasto energético, por ejemplo, si estoy tumbado realizando un ejercicio de contracción muscular prolongada, se puede gastar más que de pie simplemente caminando, o con ejercicios isométricos, o el mero hecho de estirar y elongar el músculo pueda realizar un gasto mayor que pasear...es una tontería, pero me resulta curioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto Karmenchuka, creo que te has respondido tú misma. Hay incluso personas que están tumbadas y sometidas a un trabajo pasivo de electroestimulación (sea para rehabilitar o como entrenamiento incluso), que están sometidas a un elevado gasto energético; por poner otro ejemplo. Saludos y gracias por tu aportación!

      Eliminar

Publicar un comentario