Refresco natural 0.0

Hidratándome a base de refresco natural 0.0

Mi madre me contó una vez que los romanos rebajaban el vino con agua y por eso se podían hartar de beber en sus famosas fiestas y orgías (al menos es así como yo lo recuerdo). En realidad, esa "aguamiel" o "hidromiel" era un preparado en el que fermentaban agua y miel, de modo que les quedaba una bebida alcohólica de graduación variable (4%-18%) y de sabor muy dulce. Es verdad que, las bebidas espirituosas no sólo contienen alcohol, sino que tienen grandes cantidades de azúcar. Del mismo modo ocurre con los zumos de frutas que, aunque no son alcohólicos, están elaborados a base de concentrados o néctares con alto contenido en azúcares (de ahí el sabor tan dulce que tienen). 

"Hidropiña" gaseosa 0.0

Pues bien, mi "truco" consiste en elaborar una "fanta natural" o un "tinto de verano 0.0 natural", como lo queráis llamar. Inicialmente lo preparaba con mosto (zumo de uva o vino sin alcohol) y "Casera" (gaseosa). De lo que se trata es de rebajar la cantidad de azúcares del zumo mediante agua carbonatada que, si bien "no es buena" por contener gases que puedan hincharte el estómago, consigue un efecto refrescante y apetecible, propio del tiempo estival. No olvidéis que, de lo que se trata es de asegurar una buena hidratación (sobre todo en verano); y no es lo mismo beberse 4 vasos completos de zumo de frutas que 4 vasos de "Casera" (sin calorías ni azúcares) aderezada con apenas 1/2 vaso de zumo en total.

¡Ideal para acompañar en la playa!

Modo de preparación: mucho hielo en vaso grande, 4/5 de gaseosa y 1/5 de zumo de vuestra fruta favorita (uva roja o blanca, manzana, piña, naranja...).


¡Suscríbete a mi blog para estar al tanto de mis publicaciones!
      

Comentarios