Lesión de rodilla (ligamento cruzado anterior)

Recién operado, en el hospital de La Salud (Granada)

Todo empezó con un partidillo de fútbol en el campo de rugby de los paseíllos de Fuentenueva, en Granada. Yo estaba de monitor en unos campamentos veraniegos, complementando mis labores de monitor de actividades acuáticas. Recuerdo que, aprovechando las habilidades gimnásticas que adquirí durante la carrera de INEF, durante esa "pachanga" con los niños hice un flik-flak atrás para impresionarlos. Más adelante, hice un mortal adelante y, justo al recepcionar, me encontré con la pelota delante de mí; quise chutar, se me bloqueó la pierna de apoyo en el césped y y... ¡Zas! Esguince del ligamento cruzado anterior de la rodilla. Ese fue el comienzo del particular calvario que viví durante los años venideros.

Poniéndome perdido de huevos en una actividad del campamento (2005)

El 1 de octubre de 2006 aterricé por primera vez en Tenerife. Estuve 3 años como interino en el IES Alcalá, en el sur de la isla. A los pocos meses de empezar a trabajar, empecé a dar clases de gimnasia deportiva por las tardes. 
Momentos gimnásticos

Ya llevaba varios meses arrastrando problemas con mi rodilla izquierda (se me torcía cada dos por tres por la gran inestabilidad que tenía). Sin embargo, eso no me impidió seguir haciendo el "canelo" y no parar de hacer saltos y piruetas a lo loco. Todas las acrobacias que se ven en este vídeo están realizadas con el LCA roto y la rodilla "bailando" (así me hice añicos los meniscos 🤦‍♂️):


En 2007 ya tuve un buen susto haciendo una pirueta (en uno de los intentos que se ven en el min. 3:22 del vídeo anterior). 

Como me lesioné en el trabajo, fui a la Mutua de Accidentes de Canarias (MAC), donde se portaron super bien conmigo: me dieron muletas, me hicieron una resonancia, se ofrecieron a operarme... Todo iba bien hasta que yo, pardillo total, les comenté que tenía una resonancia anterior de la misma rodilla que me hicieron en Granada. En ese momento todo cambió. La doctora que me atendió se desentendió por completo de mi lesión y mi tratamiento, alegando que era una lesión anterior y me emplazó a la Seguridad Social (SS). 
En junio de 2007, tras una exhibición gimnástica que no pude realizar porque se me "encasquillaba" la rodilla a causa del menisco

Cuando fui a la SS, me preguntaron que cómo había tenido el accidente y les comenté que fue en horario laboral. En ese momento me dijeron que tenían que ocuparse en el MAC. Vuelta a la mutua y, la doctora, me vuelve a decir que "nanai", que ellos no se hacen cargo. Vuelvo a la SS (no estoy exagerando) y, desde ahí, se ponen en contacto con la Consejería de Sanidad y consigo una carta por escrito en la que, por fin, "sentencian" que debe ser la mutua laboral la que se ocupe de mi rodilla.

Por última vez, llego a la mutua canaria para encontrarme no sólo con la doctora habitual, sino con el traumatólogo que, supuestamente, debería hacerse cargo de mi operación. Me dijeron que, si era por obligación, tendrían que hacerlo, pero que no estaban de acuerdo. No quiero entrar en detalles de la conversación, pero sólo decir que salí de ahí llorando de rabia e impotencia. 

Tampoco esta experiencia me sirvió de escarmiento.
Exhibición de gimnasia deportiva en Playa San Juan (marzo de 2008)

En marzo de 2008, aprovechando la semana de vacaciones de carnavales, me las ingenié para organizar una especie de viaje de estudios exclusivo para algunos alumnos apuntados de la escuela de gimnasia que impartía por las tardes. El plan era ir a Granada para visitar el INEF, concretamente el club de gimnasia artística en el que me formé. 
¡Canarios en Granada!

Por las mañanas, visitábamos la ciudad y, por las tardes, a entrenar con el club de acróbatos. 💪

Intercambio gimnástico

El sábado 15 de marzo de 2008 fuimos a entrenar por la mañana. Mi parte favorita del gimnasio del INEF es, sin duda, la cama elástica. Practicar acrobacias en este particular trampolín resulta de lo más seguro, por los siguientes motivos:
  • Está metida dentro de un hueco (como una piscina pequeña) y la rodeamos de colchonetas.
  • Además, hay un foso relleno de "dados" de goma-espuma que usamos para recepcionar. 
  • Bajo esos cuadraditos amarillos que amortiguan nuestras caídas también hay una especie de cama elástica, a unos centímetros del suelo, para evitar golpear el mismo tras un salto de mucha altura y/o muy vertical. 
  • Por último, siempre colocamos una colchoneta "quita-miedos" sobre los cuadrados de foam para tratar de "clavar" las salidas (caer de pie). 
En esta ocasión, nos saltamos esta última medida de seguridad. ⚠️

En uno de los entrenamientos, saltando en la cama elástica, intenté un doble mortal adelante con carpa abierta (similar al que se ve en el primer vídeo de esta saga) y caí directamente sobre la cama elástica de seguridad del interior del foso, rompiéndome por completo lo que me quedaba de LCA. Creo que es el momento más doloroso que he experimentado nunca. 😱


El resto del viaje fue bastante accidentado, aunque intenté salvarlo de la mejor manera posible. Llevé a los chicos a visitar la Alhambra, entramos a los baños árabes, etc. Todo a base de muletas y silla de ruedas.

"Muleteando" por Granada

Sin embargo, se me inflamó tanto la rodilla que me dio fiebre y tuvieron que llevarme al hospital. Una vez ingresado, me extrajeron varias jeringas de una mezcla de líquido sinovial y sangre de la enorme "pelota" que tenía por rodilla. Pasé un día entero prácticamente inconsciente. 

De vuelta (ya en Tenerife), sin ni siquiera coger la baja laboral

Fue entonces cuando decidí acudir a la sanidad privada (Adeslas) y, pactando con el especialista "bajo cuerda", firmé que estaba completamente sano y acepté esperar los 6 meses de carencia que pide el contrato de la compañía para, por fin, operarme en Granada justo al finalizar el curso 2007-2008; concretamente el 2 de julio de 2008.

Lo primero que ví al despertarme de la operación 👀

Recuerdo que volé de Tenerife a Granada "sufriendo" un trasbordo de varias horas en Barcelona de madrugada. Fui directamente desde el aeropuerto al hospital sin haber pegado ojo 😴.  Además del sueño que traía, me administraron un calmante y me pusieron la epidural para anestesiarme. Me quedé "sopa" al momento. Al día siguiente, amanecí ya operado.


Lo de cortarme el pelo fue una especie de promesa que me hice a mí mismo. Me dije: "hasta que no vuelva a crecerme el pelo, no haré ninguna locura más".

Recién pela'o

Pasé un verano bastante aburrido y, lo único que me daba "vidilla" era la rehabilitación. Donde no sólo conocí a unos cuantos personajes, sino que también encontré el amor 😍. 
Dos de mis compis de rehabilitación 😂

Cuando pongo la descripción de mi perfil para redes sociales suelo definirme como:
  1. Músico frustrado; ya que no hay manera de que "cuaje" ningún proyecto musical que inicio. 😔
  2. Deportista lesionado. Ya os podéis hacer una idea al leer esta entrada... 🙄
  3. Y desgraciado en el amor. No hay que ser un lince para imaginar que la historia de amor que inicié ese verano no acabó precisamente bien 💔. ¡Un clásico en mi vida sentimental! 😅

En septiembre, una vez empezado el curso, fui a hacerme una revisión a Granada. Además, quería aprovechar para quedarme allí unos días y seguir viviendo mi "luna de miel". El mismo día que envié el fax al instituto con la baja (únicamente 10 días, para ayudar a recuperar mejor la rodilla), me llamaron de la Consejería de Educación diciéndome que no podía estar fuera de la isla y que, como no me presentara al día siguiente en Inspección Médica... ¡Me echaban del trabajo! Vaya mal rato y vaya llantera que cogí. 😭 

Tuve que coger un autobús a Madrid por la noche y coger el primer avión de la mañana destino Tenerife (un pastón, por cierto 💸). Tras "llorarle" al inspector, éste me "perdonó la vida" y me obligó a incorporarme al trabajo ¡aún estando con muletas! 😱 

Por suerte, con el tiempo he aprendido a reírme de mí mismo y esta misma anécdota inspiró parte de la letra de uno de mis vídeos auto-paródicos: "Crónica de un sustituto".

             

Comentarios